001631-Silla Zaldi Doma Kira Klass

Realizada a mano. 15 puntos a favor de jinete y caballo.
Configurable: elige armadura, estribera, asiento, faldón, baste, rodilleras, latiguillos y cuero a tu gusto.

Descripción

Realizada a mano. 15 puntos a favor de jinete y caballo.
Configurable: elige armadura, estribera, asiento, faldón, baste, rodilleras, latiguillos y cuero a tu gusto.

01_ NUEVA PROTECCIÓN ANTIGOLPES en goma viscolástica de recuperación lenta siliconada de 4 cms.

02_ ASIENTO EXTRA-CONFORT DE SERIE.
Formado por 3 capas de goma, 2 capas ELAX siliconada de alta densidad y 1 de látex.

03_ CONCHA?ELÁSTICA ANTI-ROTURAS.
Nueva protección de 2,5 centímetros más elevada de cuero croupón y material moldeado de forma que evita roturas en la armadura en caso de golpe o caída.

04_ NUEVA ARMADURA TWO-DENSITY, CON DIFERENTES DENSIDADES PARA JINETE Y CABALLO.
Armadura anatómica de doble densidad (jinete + caballo) realizada en polipropileno modificado con EPDM (caucho de etileno propileno dieno) y talco. Permite combinar múltiples características de rigidez, deformación y absorción de
energía en distintas superficies. Fruto del continuo proceso de I+D+i junto con la Fundación para la investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (CIDAUT). Esta nueva armadura propicia un ajuste completo al dorso del caballo unido al desarrollo de la doble densidad que beneficia a caballo y jinete. Realizada en su parte inferior en densidad modo caballo (1,5 cms de grosor) expande el peso del jinete sobre una zona más amplia del caballo evitando puntos concretos de presión. Su 10% de elasticidad permite un giro inverso de tal forma que el caballo tiene total movilidad.

La densidad modo caballo es utilizada en la zona inferior de la armadura que está en contacto con el dorso del caballo. Es producto de años de estudios en medición de la presión producida debajo de la silla de montar. Investigación en busca de una densidad que reparta la presión del peso del jinete de forma homogénea por toda la musculatura dorsal del caballo.

Al desconcentrar la presión en un mapa homogéneo, evitamos sobrecargar la masa muscular dorsal. Favorecemos así el buen estado, eliminando las temidas restricciones fasciales que esos puntos concretos de presión pueden provocar. Estas podrían degenerar en disfunciones mecánicas e incluso dolor a nuestro caballo.